cuello

 

Específicamente diseñado para brindar calor en la zona cervical.
A diferencia de las bolsas, su forma emula una U (herradura de 29 x 30 cm aproximadamente)

Lo podés usar estando de pie, pero para un mejor resultado te recomendamos usarlo en posición horizontal o sentado, apoyando la zona de hombro, cuello y cervicales.

Generalmente el Cuello Cervical Térmico se utiliza con la opción de calor, ya que esa zona es una de las más afectadas del cuerpo en cuanto a contracturas y tensiones, y para estas afecciones es recomendable la aplicación de calor y no de frío. No obstante, no está para nada contraindicado el uso en modo frío. Ante cualquier duda consultá a tu médico.

Peso total aprox: 700 gramos.

 

CALOR

¿Para que sirve?

Indicado para:

Contracturas, Dolores musculares, Cervicales, Abrigo y cambios en la temperatura corporal, Terapias con masajes, para cualquier dolencia a la cual el médico, traumatólogo o kinesiólogo te haya indicado la aplicación de calor para su tratamiento.

¿Cómo usarlo?

Sólo hace falta introducir el Cuello Cervical Térmico al microondas por un período de 2 a 3 minutos en temperatura máxima.
La durabilidad del calor es de 35 a 40 minutos. Una vez que el Cuello Cervical Térmico está totalmente tibio (no caliente) se puede volver a calentar por otros 2 ó 3 minutos. Esto evita que los ingredientes se recalienten, lo que provoca que las semillas no cumplan su función y pierdan sus propiedades. Esto colabora en prolongar la larga vida útil que tienen los productos.

FRÍO

¿Para que sirve?

Inflamación, Hinchazón, Lesiones deportivas, Temperaturas altas en verano, Dolor de hombros, espalda, cervical, columna. O para cualquier otra complicación a la cual el médico, traumatólogo o kinesiólogo te haya indicado la aplicación de frío para su tratamiento.

Generalmente no se suele utilizar en el modo frío ya que en la mayoría de los casos se requiere destensar, distender o relajar la zona cervical, y para ese tipo de tratamiento lo más adecuado es la aplicación de calor. No obstante, dado que el Cuello Cervical Térmico no presenta contraindicaciones, se puede utilizar también con frío dependiendo la dolencia a tratar y cuando el médico lo recomiende.

¿Cómo usarlo?

Introducís el Cuello Cervical Térmico en una ziploc o bolsa plástica de nylon, o cualquier bolsa o recipiente que evite que se pegue a las paredes del freezer. Lo podés dejar por el tiempo que quieras. Un mínimo de 45 minutos es suficiente para que brinde frío seco.

CUIDADOS

Testeá en el antebrazo si la temperatura es la correcta antes de aplicar el cuello en una zona sensible.